PRODUCTOS


Bases Magnéticas

Son imanes protegidos por una carcasa metálica. Tienen la ventaja respecto a un simple imán que sólo imanta por una cara, estando las otras caras libres de campo magnético.

Se pueden utilizar para multitud de usos; por ejemplo, como herramientas para montajes, como topes, para fijar piezas para doblar, cortar, pegar, mecanizar, etc.

Incorporan cuatro tipos distintos de imanes; ferrita, alnico (AINiCo), neodimio (NdFeB) y samario (SmCo5).

  • Ferrita: Adecuado para la mayoría de aplicaciones y para temperaturas de hasta 80ºC.
  • Alnico: Para temperaturas elevadas (hasta 450ºC).
  • Neodimio: Cuando la base tiene que ser pequeña. El imán NdFeB es el más potente en proporción a sus dimensiones.
  • Samario: Es el más adecuado para soportar grandes esfuerzos mecánicos.


Atención : hay que tener en cuenta que cuando incrementamos la temperatura de los imanes hasta el máximo permitido, la fuerza magnética del imán se reduce del 30 al 40%. Esta perdida es solo temporal. Cuando se disminuye la temperatura, la fuerza magnética se recupera hasta el valor original.

Es importante tener en cuenta que en caso de exceder la temperatura máxima permitida, el imán podría quedar dañado de forma irreparable.